.:[Visualización de la red de intereses de algunos colectivos…



.:[Visualización de la red de intereses de algunos colectivos participantes en toma la ciudad]:.

“Si queremos hoy construir una maquinaria resistente, antagonista, capaz de enfrentarse con éxito al mando, de organizar el sentido de movimiento desde el intelecto colectivo y de coordinar las dinámicas asamblearias de manera armónica, haríamos bien en devenir medusas navegando en el océano del porvenir.” (Raimundo Viejo, 2011)

Esta es una visualización de un análisis de 11 páginas de facebook pertenecientes a algunos de los colectivos vinculados a la exposición y proposición de eventos tomalaciudad que tiene lugar estos meses en la ciudad de Guadalajara en Jalisco, México. La red contiene aproximadamente unos 4000 nodos y unas 20.000 aristas. Para facilitar su lectura, aquí hemos filtrado aquellos nodos y aristas más relevantes en función del número de conexiones que obtienen.

Para cada uno de los colectivos analizados; Bordamos por la paz, MAMA A.C, Radio Centinela, FM4 Paso Libre, Tapatista, Ciudad para Todos, Plataforma Metropolitana, GDL en bici, Femibici, Huerto en Casa y Caracol Psicosocial, se rastrearon las páginas que reciben un “me gusta” o like dentro de su página. A su vez, se importaron las páginas amigas de aquellas que habían recibido un “me gusta”. Hubo que analizar cada red por separado y luego generar una base de datos conjunta que integrara las 11 páginas y eliminar los nodos duplicados.

El tamaño relativo de los nodos indica un mayor grado de conexiones entrantes y salientes. Es decir, aquellos nodos con un tamaño más grande son los que reciben más “me gusta” y simultáneamente contienen más páginas en su interior.

Los colores indican afinidades temáticas entre los nodos (o páginas) de modo que los de un mismo color en una misma red son más afines entre si que los de distinto color. Así, podemos ver comunidiades o clusters de páginas vinculadas con el ecologismo, el mundo académico, el hacktivismo o las bicicletas. Sin embargo, al haber combinado 11 redes en una sola, hay colores que se repiten sin que por ello eso evidencie una similtiud temática. Adicionalmente, el tamaño de algunos nodos fue modificado intencionalmente para que se pudieran visibilizar en la exposición. Por ello el presente mapa debe leerse dentro de una estética que es un encuentro intermedio entre lo artístico y lo informativo.

Hubo muchas más redes y mapas. Algunos sobre seguidores de cuentas de twitter vinculadas a los colectivos, otros de los usuarios que más postean dentro de un grupo… pero junto a decisiones relativas a la privacidad de las personas y usuarixs así como al conjunto de información que aportan, este es el que elegimos compartirles.

Con todo, el mapa no es el territorio. Conviene recordar que una mayor presencia en-línea filtrada por el número de veces que recibe un “me gusta” indica única y exclusivamente eso, una mayor presnecia en-línea. A veces puede corresponderse con una relevancia social más extendida de dicho actor o nodo, pero no siempre. Sin embargo, no debería menospreciarse el ejercicio. Pues muchas veces el ofrecer una representación visual de la información nos permite advertir conexiones nuevas entre actores que, de no ser por la misma, habrían pasado inadvertidas. También permite cuestionarse sobre aquellos intereses o nodos que no aparecen y aquellos que, como la nueva cocina mexicana, reclaman un lugar en el quehacer de “comelaciudad”. También la concentración de multitudes temáticas es interesante. Junto a grandes nodos, encontramos enjambres sumamente interconectados que comparten una afinidad temática. Es el caso de los amantes de las bicicletas de piñon fijo que juegan al polo (comunidad roja en la parte inferior derecha del mapa) o de los múltiples nodos de Anonymous y cualquier variedad de #yosoy132. En un estudio futuro, sería interesante detenerse más en las relaciones entre nodos pequeños pero con una afinidad muy densa versus las relaciones entre nodos más grandes. Un estudio que apunta en esa dirección lo podemos encontrar en el análisis de los twits durante las protestas recientes en Brasil.

Otro detalle que merece la pena resaltar, es que si bien el “me gusta” constituye en si mismo una socialidad mínima, un señalamiento de alguien hacía la página de otro manifestando su agrado. Ese acto de manifestar la mayor o menor simpatía con algo, crea una red de intereses. Una red donde antes sólo había agujeros. Eso tiene su relevancia si se piensa en la capacidad de difusión e inmediatez con la que pueden circular los mensajes. Por un lado, nihil novum sub solis. Marketing viral. Difusión de mensajes, discusiones e intercambios de opiniones, trending topics. De repente aparecen voces que sin ser las autoridades reconocidas en las esferas mediáticas tradicionales, sin embargo, logran una mayor audiencia. Puede verse a título ilustrativo la reflexión sobre la nostalgia de la autoridad perdida en el cruce de twits entre Antonio Martínez y Enrique Krauze. Pero por otro lado, la circulación de mensajes en esas redes no sólo es inmediata, diversa y libre -hasta cierto punto- sino que sobretodo nos inspira confianza por venir de donde viene. Es decir “nuestra” red. De nuestros vecinos en una nueva topología de relaciones que, si bien no anulan las distancias geográficas, las redefinen. De allí que anonymous españa y #15M estén topológicamente más cerca de anonymous guadalajara y #yosoy132 que no del PP y el PRI respectivamente. Aún y cuando están en continentes distintos. Esa es una diferencia clave, porque permite pensar la construcción y evolución de nuevos territorios afectivos que, afortunadmanete por ahora, aún no está siendo completamente controlados. Los primeros en advertirlo han sido los periodistas, que están más al pendiente de los twits de los políticos que de sus ruedas de prensa. Y algunos gobiernos que han querido bloquear o censurar contenidos en las redes así como perseguir a sus usuarios. Cuando no controlarlos, como muestra el reciente caso de las filtraciones sobre sistemas de vigilancia y espionaje de Snowden y la necesidad de wikileaks de clonar su web para encontrar refugio en otros servidores albergados en dominios .onion que garantizen un acceso anónimo a los mismos.

Finalmente puestos a innovar el imaginario sociológico sobre la acción colectiva, también podemos pensar si junto a los enjambres, podemos pensar en bancos de medusas. El activista y profesor de ciencia política Raimundo Viejo así lo sugiere en un excelente artículo del que sacamos la cita que abre este post.

Quizás ingenuamente, pensamos que si bien reconocer a quienes privatizan, especulan y niegan el derecho a la ciudad es una tarea necesaria, poder conocer quienes son nuestrxs amigxs en el ejercicio de ese derecho es una tarea imprescindible para la que visualizaciones de este tipo pueden ayudar. O al menos, eso espero.

PS: Esta visualización se hizo mediante el prgorama libre de código abierto gephi y está licenciada con una licencia Creative Commons que te permite reproducir y modificar la misma siempre y cuando reconozcas su autoría y no hagas un uso comercial de la misma.

PPS: Aquí encontrarán la imagen con mayor resolución para que puedan verla con tranquilidad.

Yann Bona